lunes, 8 de agosto de 2011

Flores azules



Si ampliáis las dos primeras fotos seguro que os percatáis de una pequeña diferencia entre ambas. Efectivamente, las gotas de sangre pasan a ser gotas de agua. Éste es un cambio que he querido simular mediante Photoshop porque ocurrió de verdad en el plafón que pinté el pasado lunes 1 de agosto.

El día en que empezaba la fiesta mayor de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) mis compañeros y yo recreamos en plafones individuales los personajes más representativos des esta fiesta popular. Desde un punto de vista personal y humorístico decidimos pintar cada figura como una carta de Tarot, de modo que se creaba un juego entre su pasado, presente y futuro. Mi elección fue tratar el "Ball de Bastons", un baile popular en el que los dos bastones de cada bailarín se golpean entre sí creando un ritmo acorde con el propio baile. En mi caso, el bailarín se substituía por un antidisturbios de los Mossos d'Escuadra, nuestra amable y cariñosa policía autonómica.
Pues bien, resultó que a los pabordes (organizadores de la fiesta mayor) de este año no le hizo ninguna gracia que el policía fuera armado algo realmente extraño en un policía antidisturbios—, y que las gotas fueran de color rojo. Así que decidieron censurarlo pidiéndome que borrara ambas cosas o las substituyera por flores.
Tras discutir con ellos sobre su decisión, finalmente llegamos a un acuerdo: la pistola seguiría enfundada en su lugar y las gotas ya no serían de sangre roja sino azul.

Finalmente, el juego del pasado con el presente fue más allá de lo que imaginaba y decidí escribir aquí sobre ello. Con todo este rollo quiero recordar a los que piensan que la censura es cosa de otra época, que aún existe y que cuando creas que puedes expresarte con libertad vendrá por detrás para darte un porrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada